Cuando Dios no hace lo que Yo quiero


Los seres humanos somos seres complejos. Creados para vivir en comunidad nos adaptamos fácilmente a casi cualquier circunstancia, y mientras nuestros amigos, vecinos y familiares bailen al son que tocamos, la fiesta generalmente va en paz. Los problemas comienzan cuando no hacemos lo que esperan o no hacen lo que esperamos de ellos; entonces los ánimos se caldean, las discusiones comienzan y las rupturas se dan.

En ocasiones actuamos de la misma manera con Dios. Estamos convencidos que nuestra oración, nuestra manera de hacer las cosas o el desenlace que esperamos es lo mejor y, cuando Dios no hace lo que esperamos, nos enojamos con Él.

Hoy comenzamos una nueva serie en el libro de Jonás, el profeta fugitivo que se enojó con Dios. Así como a Jonás Dios tiene algo que enseñarnos a cada uno de nosotros.

27 de Abril, 2014 | Jorge A. Salazar (Jonás 1:1-3)

Escucha todos los mensajes de esta serie ¡Gratis!

Estudio de Jonás

Cuando Dios no hace lo que Yo quiero | Jorge A. Salazar (Jonás 1:1-3)

Cuando Dios trae Tempestades | Jorge A. Salazar (Jonás 1:3-17)

Cuando Clamamos a Dios | Jorge A. Salazar (Jonás 2:1-10)

La Obediencia que Trae Bendición | Jorge A. Salazar (Jonás 3:1-10)

La soberanía de Dios y la segunda oportunidad | Jorge A. Salazar (Jonás 4:1-11)

Su Impresionante Gracia | Jorge A. Salazar (Jonás 4:5-11)


 

Mensajes Anteriores

Fidelidad en la Adversidad

Patrones que Destruyen

Hostilidad en la Promesa

El Fruto de la Pasividad

Huidas que Destruyen

Enfocando la Mirada

Cuando Dios está contigo...

Integridad en la Tentación

¿Olvidado por Dios?

Dios Planea tu Futuro

Aferrados a sus Promesas

Génesis 42:5-24

Génesis 42:25-38

El Dios de Misericordia

Sorprendidos por Dios

Reconciliados con los demás

Personalmente: 2 y 3 Juan

El Amor de la Verdad

Cualquiera que se extravía...

Testigos de su Gracia

Robándole el lugar a Dios

Filemón

El Amor de tu nueva Familia

Más allá del Perdón

La Transformación del Evangelio

Los Dones del Espíritu Santo

¿Quién es Espiritual?

El Propósito de los dones Espirituales

Un Ministerio Completo

La Unidad de la Diversidad

Edificar o destruir

No Pierdas la Cabeza

Una Buena Inversión

Entendiendo las Lenguas

La Bendición de la Claridad

Detrás de la Vitrina

Inquebrantables en la Fe

Inquebrantables en la Fe

El Dios que recompensa la fe

Confiando en el Verdadero Dios

Dios entre Nosotros

El Dios que Puede Librar de la Muerte

El Quebranto que Transforma

Humildad, Alabanza y Honra

Cuando Dependes de Dios

Una Iglesia Real en un mundo real

Una Iglesia Real en un mundo real

Una elección que se nota

Viviendo el Evangelio a la Luz de los demás

Caminando como es digno de Dios

La Prueba de Autenticidad

Esperanza, gozo y gloria

Firmes en la fe

Una iglesia de amor y fe

Lo que agrada a Dios

Llamados a una vida tranquila

La Alegría de nuestra Esperanza

¿Somos del día o de la noche?

Las reglas de la Familia

Rindiendo todo al Señor

Parábolas de Jesús

Pacientes en los días de maldad

La Gran Cena

Las Inversiones de Dios

Ten cuidado de cómo escuchas

Llamados a Servir

Manejando las Finanzas Sabiamente

El Corazón que Dios aprueba

Parábola del Corazón del Padre

Jesús, la mejor opción

Ester: El Invencible Dios Invisible

El Invencible Dios Invisible

Los bienes que hacen mal

El Rey te Llama

El Poder del Verdadero Amor

Adoptados

Decisiones en tiempos difíciles

Los planes ocultos de Dios

Dónde poner nuestra lealtad

Seguros por Su fidelidad

¿Casualidad o Propósito?

La Seguridad de tu Identidad en Cristo

El Control Providencial de Dios

Una Divina Intervención

¡De la Tristeza al Gozo!

Ultimo mensaje de Ester

Rut, su camino hacia Dios

Atajos que perjudican

El Camino hacia Dios

Soberanía en Gracia

Bajo las Alas del Señor

Del hambre a la abundancia

Amor Verdadero

El Camino del Amor

Y vivieron felices...

El Evangelio de Marcos

El Mejor Siervo

Jesús el Cristo, el Hijo de Dios... como está escrito

Cumpliendo toda justicia

El tiempo es ¡ya!

Autoridad que Transforma

Un Huésped que te puede transformar

El Dios que restaura

El más serio problema

El Médico que necesito

Trasplante de Corazón

Prohibiciones que dañan

Llamados a Predicar

La Verdadera Familia de Jesús

¿Quieres dar fruto al cien por uno?

¡Resplandece!

¿En Verdad le Crees a Dios?

Las grandes cosas que hace Dios

¡Levántate, ven a Él!

La Piedra que Dios "no puede" mover

¿Dónde está puesta tu confianza?

Nuestro concepto de Jesús

...Y tuvo compasión

Después de la Calma viene la Tormenta

La limpieza que realmente importa

La salvación es para todos

Recordando las Maravillas de Dios

A solas con Jesús

¿Quién es Jesús?

Una filosofía de muerte o de vida

Un Momento en la Gloria

Una Fe que Mueve Montañas

La Paradoja del Reino de Dios

Ten confianza, levántate, Jesús te llama

Seguros hasta el fin

Maestro o Señor

Una Obediencia Centrada en Dios

El Justo por los injustos

¡La Muerte que nos dio Vida!

¡El que creyere será salvo!

El Rey de la Gloria

¿Quién es este Rey de Gloria?

El Reproche del Rey

La Promesa del Rey

La Evidencia del Rey

La Comisión del Rey

Promesas Increíbles para Gente Disfuncional

Dios escoge, Dios planea

Navegando en las Crisis

El Verdadero Evangelio de la Prosperidad

El Retrato de la Familia Disfuncional

El Pecado, Consecuencias y una Sorprendente Gracia

La Casa de Dios

El Señor Disciplina a los que Ama

Cuando la Familia Sufre

Cosas que nos llevan a la fe

Por qué temer y confiar en Dios

Rendirse a la Gracia

Luchando con Dios

El poder del perdón

Tener Hijos no es para Cobardes

El Camino hacia Dios

El Consuelo de Dios

Varios

Un llamado muy especial

¿Será que a Jesús le importa?

Maravillando a Jesús

Conociendo la Voluntad de Dios

El Génesis de la Navidad

Un Propósito de Amor y de Paz

Santiago, una Fe que Obra

Introducción a Santiago (Juan DuPond)

El sufrimiento y nuestra oración

El Pobre Rico y el Rico Pobre

Soportando la Tentación

La Actitud Correcta

Oidores-0 Hacedores-7

¿Dónde me Habrían Sentado?

¡La ley de la gracia!

Muéstrame tu Fe...

La Pequeña Gran Destructora

El Secreto para una Paz Verdadera

¿Yo? ¿Enemigo de Dios?

Los Planes de Dios sobre mis planes

La Riqueza que Aprovecha